Andry Carías

Preso en la cárcel de tus propios pensamientos - Andry Carías